¿En qué consiste la lectura astrológica?

 

La carta natal de una persona es, en pocas palabras, una cartografía del propósito de ese alma en la vida actual. Muestra por un lado qué bagaje, que karma, qué talentos trae ese alma, y por otro qué desafíos, qué dharma, qué potenciales aprendizajes podrá enfrentar en su camino vital. A mi entender, no es que los planetas reflejados en la carta nos influyan, sino que, a manera fractal y holográfica, muestran un especie de reloj cósmico que está también presente en la configuración de nuestra psique: "Como es arriba es abajo". La carta no marca un destino predeterminado, sino que muestra unas tendencias energéticas que la persona, según su libre albedrío y su estado de conciencia, manifestará de una manera u otra, ya sea como propias o proyectándolas en el exterior a manera de encuentros o acontecimientos.  

Además, dentro de toda esta información, a nivel terapéutico hay algo muy valioso: en la carta se muestran también las heridas y bloqueos que pueden haber quedado registrados en el campo energético tanto desde la infancia y el periodo intrauterino como a nivel transgeneracional o de vidas pasadas. La carta es un todo, y en ese sentido no hay posiciones por separado definitorias, pero podríamos decir que las posiciones de la Luna y de Saturno, las de los planetas transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón), las de Quirón y Lilith, así como las de los nodos lunares, nos van a mostrar donde están los puntos a iluminar o sanar perentorios para ese alma y su evolución.

Ya sólo hacerse consciente de esta información puede marcar un antes y un después a nivel de autoconocimiento, trayendo mucha claridad a la propia vida. Cuando además es propicio un trabajo terapéutico sobre la información que revela la carta, la Terapia regresiva se convierte en una herramienta excepcional, ya que como ninguna otra técnica nos permite adentrarnos en la memoria del alma para desatar cualquier nudo, liberando emociones estancadas, desprogramando patrones de sufrimiento, o liberando cualquier información que lastre nuestro camino.

La consulta astrológica se puede abordar como autoconocimiento de forma general, o bien enfocada a algún tema concreto: propósito o vocación, talentos, relaciones, sanación…con especial énfasis al momento de vida actual o próximo, y las tendencias energéticas activas y predominantes. 

Añadido a la lectura de carta natal, ofrezco también servicio de comparación de compatibilidad de cartas (Sinastría), así como lectura del Retorno o Revolución solar, consistente en el análisis de las dinámicas psico-planetarias durante el año en curso desde el último cumpleaños.