PRONOIA (o asumir plena responsabilidad de nuestra vida)

23/2/2018

 

 

Pronoia es un concepto de nuevo cuño que significa “vivir confiando en que el universo conspira siempre a nuestro favor”. Sería lo opuesto a la paranoia, y aunque a priori podría parecer algo muy Nueva era o naif, cuando se sigue el curso de ciertos acontecimientos, tanto para adelante como para atrás, a mi juicio, se comprueba que es totalmente cierto. 

 

No obstante, es importante aclarar que “a nuestro favor” no significa a favor de nuestro personaje o nuestro ego, sino a favor de nuestra alma y su camino de evolución conciencial. Así, sucesos biográficos que nos pueden parecer lamentables, situaciones vitales a veces muy duras o difíciles que quizá asociamos a determinadas posiciones en la carta natal y su correlato, cuando las vemos desde una perspectiva más amplia, por ejemplo teniendo en cuenta las vidas pasadas, comprobamos siempre que están sirviendo a un aprendizaje superior y a una necesidad de equilibrio. 

 

Desde esta perspectiva del alma los conceptos de “bueno” y “malo” se empiezan a desdibujar y comenzamos a entrar en una visión no-dual de la existencia, donde cada situación vital se transforma en un yoga (unir, religar), una oportunidad de encontrar el sentido profundo subyacente a cualquier suceso o situación, una vía en la que lo “maléfico” tiene un enorme potencial “benéfico”. 

 

 

 

Un ejemplo: una persona con aspectos tensos entre  Plutón o Saturno con Venus o Luna, que puede haber vivido situaciones en esta vida muy duras a nivel afectivo: abusos, rechazo, falta de reconocimiento, abandono…Vamos a ver el origen de esto, y a lo mejor desembocamos en una vida pasada en la que, después de matar a otra persona en un ataque de celos, abrumada después por la culpa, se quita la vida. Vive seguidamente unas cuantas vidas con situaciones de abuso y dolor, que simplemente están reflejando esa culpa interna, clamando por una necesidad de perdón, por una necesidad de restaurar ese amor hacía sí misma. Estas situaciones aparentemente “malas” en realidad sirven a su evolución, pues el alma las está creando desde esta culpa y baja autoestima a nivel interior. 

 

En la Astrología psicológica hay un dicho clave atribuido a Jung: "lo que no se hace consciente a nivel interior se manifiesta afuera como destino".

 

Y es que cuando la persona se hace consciente de esta falta de amor, liberando la carga emocional y perdonándose, ya no hay necesidad de seguir creando estas situaciones que traigan a la luz la necesidad de hacer aquello consciente. Si la persona ahora ha restituido a nivel profundo ese amor hacia sí misma que antes se negaba, no atraerá más relaciones que le recuerden lo poco que se ama, sino todo lo contrario: manifestará entonces de forma natural situaciones en las que ese amor se haga evidente.

 

 Pero es que además este no será cualquier amor. Será un amor que no habrá venido regalado. Y será un amor indestructible, que ninguna marea podrá barrer. Porque habrá sido conquistado desde el trabajo interior y la toma de conciencia, en base a una experiencia sólida. Y el don escondido detrás de la experiencia dolorosa ahora aflora: este amor le permitirá empatizar a esta persona con el dolor de los demás, y podrá ayudarles a aprender a amarse y a sostenerse a ellos mismos.

 

 

 

 


Así, lo que se podría interpretar a nivel de carta astral como una posición difícil o nefasta a priori, ahora se transforma en un inmenso recurso, en una bendición que la persona puede poner al servicio del colectivo, si es que se siente inclinada a hacerlo. Lo que a priori parecía “malo”, una maldición, ahora se ha transformado en bendición. Dejamos de ser víctimas. El victimario se transforma en maestro. La paranoia se ha transformado en pronoia.

 

Y vemos el universo conspira, sí, pero nos deja a nosotros la elección de aprovechar nuestra circunstancia y darle sentido a nuestra vida.  Nos deja la labor de completar el círculo, de ser los artífices de nuestra esperanza y los creadores de nuestra realidad, de nuestro destino.* Nos da la posibilidad de convertirnos en consciencias adultas  que asumen su poder y en ese sentido se hacen responsables de su experiencia sin echar, ya nunca más, responsabilidades fuera.

 

 

*Pues ahora, escogiendo con plena conciencia  y sin sabotajes inconscientes nuestra frecuencia emocional, por resonancia vamos a atraer más de lo mismo.

 

 

© Astroregresiva 2018. Todos los derechos reservados. 
Se autoriza a compartir el contenido de este artículo siempre que se indique la fuente original.

 


* Si deseas una lectura de tu carta natal o una sesión de Terapia regresiva vía Skype, escríbeme a:  astroregresiva@gmail.com.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload